En nuestra tienda encontrarás una selección de los auriculares, reproductores mp3, amplificadores y accesorios mejor valorados por los aficionados.
VISITA LA TIENDA
¿No encuentras algo?
Envío Gratis 24h | 2 años de Garantía | Asesoramos 688 901 880 | 30 días de devolución

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Sé el primero en enterarte de las novedades, rebajas, reviews y todo lo que pasa en el mundo de los auriculares y el sonido portátil.

Auriculares in ear / IEM. Guía completa de uso y cuidados.

Cada cierto tiempo algún cliente nos llama indignado porque los auriculares in ear que nos ha comprado suenan mal, a lata, sin cuerpo ni graves, etc. Entonces le decimos que eso se debe a una colocación incorrecta o a una mala elección de las almohadillas / tips, le explicamos lo que tiene que hacer y ¡oh, milagro! el buen sonido llega a su vida. No pasa nada, nadie nace enseñado y nosotros estamos para estas cosas. 

El problema es que otros no se quejan (tenemos clientes demasiado majos) y al cabo de un tiempo, hablando con ellos de otra cosa, nos comentan que están un poco decepcionados con los auriculares que nos compraron por los mismos motivos: sonido a lata, falta de cuerpo…

Para evitar la gente no disfrute de sus auriculares in ear, hemos escrito esta guía.

 

Introducción a los auriculares in ear

Desde hace casi 10 años los auriculares in ear, también conocidos como intrauriculares o IEM (in ear monitors), han pasado de ser una herramienta exclusiva para músicos a barrer del mercado a los auriculares “de botón”, cuya presencia ahora se limita a modelos muy sencillos y a alguna excepción de gama media. El motivo de este cambio es la mayor calidad de sonido que los auriculares in ear son capaces de ofrecer y por su capacidad de aislamiento, que los hace ideales para entornos ruidosos como la ciudad.

→ Los auriculares in ear, gracias al efecto del sellado en el canal auditivo, son capaces de ofrecer mejor respuesta en frecuencias graves y mayor precisión en medios y agudos. Los graves puede bajar más y tener más pegada, los medios suenan con más cuerpo y los agudos son mucho más precisos.

→ El aislamiento, que en algunos modelos supera los -35db (casi como los mejores tapones para los oídos), permite escucharlos a un volumen relativamente bajo en entornos ruidosos, protegiendo nuestros oídos.

→ En la mayoría de casos, sobre todo en los que se colocan over-ear (por encima de la oreja) la fijación es muy buena y apenas se mueven aunque practiques deporte con ellos. Una vez superada la reticencia a ponerse algo dentro del oído, los auriculares in ear son más cómodos que los de botón y que los orejeros.

→ El sistema que utilizan permite una gran miniaturización de los componentes, por lo que es posible incluir varios drivers dentro de un solo auricular (por ejemplo, uno para cada grupo de frecuencias, graves-medios-agudos), lo que es indispensable si se busca la máxima calidad de sonido.

Pero para disfrutar de todas estas ventajas hay que pasar por un breve proceso de aprendizaje y adaptación. 

 

Como ponerse unos auriculares in ear.Si quieres que tu auriculares in ear ofrezcan la respuesta de frecuencia para la que han sido diseñados, han de estar bien colocados, con las almohadillas sellando correctamente el conducto auditivo, sin molestar (lo que sucede cuando usas una almohadilla más grande de lo que debería, que sella pero es incómodo) ni quedar sueltas (que es cuando suenan a lata). Para conseguir este sellado los auriculares vienen con un surtido de almohadillas (cuanto más alta es la gama normalmente mayor variedad y calidad de las mismas) de diversos materiales, tamaños y formas. Algunos modelos de gama alta traen incluso otros accesorios como anillos separadores o complementos de silicona para fijar los auriculares en el oído, todo con el fin de lograr la inserción, sellado y comodidad más precisos.

Con un poco de experiencia y habiendo probado varios tipos de almohadillas durante un tiempo, es bastante fácil predecir con bastante exactitud cuáles van te van a ir mejor, pero al menos las primeras veces vale la pena detenerse en experimentos. Hay muchos casos en los que unos auriculares cuyo sonido no acaba de convencer con unas almohadillas, a base de probar e incluso

 

Tipos de almohadillas para in ear

Algunos ejemplos de las almohadillas para auriculares in ear más conocidas.

Fig.2 : Algunos ejemplos de las almohadillas para auriculares in ear más conocidas.

Las almohadillas no son accesorios que estén ahí para dejarlos en la caja y usar las que vienen puestas de fábrica. Están para probarlas y elegir las que mejor se te adapten. La primera vez que te enfrentas a ellas cuesta un poco, pero a medida que tienes más experiencia en este tipo de auriculares el proceso es muy rápido y ya sabes más o menos sabes cuáles son las de tu tamaño y qué materiales y formas te resultan más cómodos. La mayoría de gente acaba teniendo sus predilectas y, si son compatibles, las utiliza para todos sus auriculares.

Existen distintos tipos de almohadillas, tanto por forma como por materiales, y cada unas ofrece unas características distintas.

Almohadillas / tips variadas para auriculares in ear.

Fig.3 : Almohadillas / tips variadas para auriculares in ear.

 

Almohadillas / tips para auriculares in ear double flange.Almohadillas de silicona

Son las más comunes en auriculares in ear e incluso los modelos más básicos suelen incluir 3 o 4 pares de distintos tamaños. Lo normal es que haya 3 tallas S/M/L de cada almohadilla, pero en algunos modelos hemos visto hasta 6 tallas distintas del mismo tipo de almohadilla. Los materiales suelen ser silicona, látex, goma… que se amoldan al oído tapándolo de forma bastante eficaz. La comodidad dependerá, como siempre, de la calidad del material (que sea suave y flexible) y de la forma que tengan (más redondeada, más fina…

Otra cosa a tener en cuenta con las almohadillas de silicona es su “factor forma”. Las más habituales son las simples, “single flange”, pero también “double” y “triple flange”. Cuantas más “flanges” más profunda es la inserción y mayor aislamiento del ruido exterior, a costa de menor comodidad. Hay que ir con cuidado porque si la inserción es excesiva esto puede afectar tanto al sonido como a la salud de nuestros oídos. No hay que exagerar y forzar la inserción hasta que nos toque el cerebelo.

 

 

Almohadillas tips auriculares in ear de foam Comply.Almohadillas de espuma (foam)

Este tipo de almohadillas es bastante popular entre los aficionados, quizá las más conocidas son las Comply y las “olivas” de Shure, pero existe un gran número de clones de mejor o peor calidad (algunas pésimas y otras incluso mejores que las Comply). Su principal ventaja es que se introducen en el oído y ellas solas se expanden hasta sellar perfectamente, por lo que si eliges la forma y tamaño adecuado son muy cómodas y apenas se mueven. Como punto negativo está que tienen un período de uso más corto que las de silicona, ya que se van ensuciando y deteriorando, con lo que pierden cualidades y hay que cambiarlas cada pocos meses. También hay que tener en cuenta que este tipo de almohadillas tiende a “apagar el sonido”, reduciendo la presencia de agudos y aumentando la de graves, por lo que dependiendo de los auriculares y del tipo de sonido que busquemos serán más o menos adecuadas.

Es muy importante tener en cuenta que estas almohadillas no se meten “a presión” en el oído, sino que hay que “amasarlas” con los dedos y “chafarlas” antes de introducirlas. Así entran fácilmente y al expandirse sellan correctamente el conducto auditivo.

 

almohadillas-in-ear-5almohadillas-in-ear-3almohadillas-in-ear-6almohadillas-in-ear-4

 

Almohadillas para auriculares in ear híbridas.Almohadillas híbridas

Son una variante de las dos anteriores. Mezclan silicona por fuera y espuma por dentro, consiguiendo el tacto de las almohadillas de silicona y en parte el aislamiento de las de espuma. La forma de colocárselas es exactamente la misma que las de silicona y sus efectos en el sonido prácticamente los mismos. Las más famosas son las Sony Hybrid Tips.

Hay que ir con cuidado porque si la espuma que usan es más dura/densa de lo recomendable pueden doler al cabo de un rato de llevarlos.

 

Formas de colocación

Los auriculares in ear, según su forma y características, se puede colocar de varias maneras. Las más habituales son: cable hacia abajo (straight down), cable por encima de la oreja por delante (over-the-ear in front) y cable por encima de la oreja por detrás (over-the-ear in back). La primera es la de toda la vida, la segunda es la más habitual en los monitores de estudio y la tercera es una variante de la segunda utilizada sobre todo por músicos en directo. Según el diseño de los auriculares se podrán usar solo hacia abajo, solo por encima o de ambas formas.
iem1iem2

 

La gente que llega nueva al mundo de los auriculares suele preferir la colocación “de toda la vida” hacia abajo porque les resulta más familiar y se lían al colocárselos por arriba, girar, doble tirabuzón… para acabar con un nudo windsor o ahorcándose. La colocación hacia abajo es la más sencilla, y si además necesitas poner y quitarte los auriculares a menudo también la más cómoda y práctica.

Por otro lado, los hard-users de intrauriculares suelen preferir la colocación over-the-ear. Hay que reconocer que en esta elección existe una parte de “prejuicio”, ya que los modelos de gama alta de las marcas más conocidas han sido tradicionalmente over-the-ear.  La fijación e inserción de estos auriculares suele ser más segura, con lo que aíslan más y se mueven menos. Otros factores a tener en cuenta es el peso del auricular, el del cable y la microfonía de este. Al descansar el cable sobre la oreja se pueden usar cápsulas más grandes y pesadas (con múltiples drivers, gama alta) sin que se caigan ni resulten molestos. Del mismo modo, el pasar el cable por encima de la oreja permite el uso de cables más gruesos y resistentes, además de eliminar en gran medida la “microfonía”, que es el ruido molesto que se transmite a través de cable al rozar este con la ropa.

En resumen, que la colocación “straight-down” tiene la ventaja de la sencillez y es más para todos los públicos, siendo la recomendada para un uso “casual”, mientras que la colocación “over-the-ear” requiere acostumbrarse un poco más (tampoco hay que estudiar una ingeniería) y resulta más adecuada para un uso profesional, para hacer deporte y actividades que requieran un extra de fijación. De todos modos, el tipo de colocación no determina la calidad de unos auriculares, ya que hay modelos de altísima gama que se colocan hacia abajo y modelos de 10€ que se colocan hacia arriba.

Varios auriculares in ear y de botón con distintas tips.

Cuidar y mantener tus auriculares in ear

Los peores enemigos de los auriculares in ear son la humedad y los tirones. Según nuestra experiencia, cerca del 80% de las unidades que fallan es por estos dos motivos, mientras que solo el 20% se deben a defectos de fábrica más la suma de todas las averías de otro tipo: fallo del driver o de la bobina, rotura, etc. Por este motivo, si quieres disfrutar durante mucho tiempo de tus in ear, la mejor forma de hacerlo es extremando el cuidado en estos dos aspectos.

La humedad

Dentro de la cápsula de un auricular hay varios elementos susceptibles de verse afectados por la humedad, ya sea directamente el driver, el filtro o el motor, o indirectamente los cables y soldaduras por sulfatación. A esto hay que añadir que la humedad que suele afectar a los auriculares viene del sudor, con el daño causado por la salinidad y los residuos. Por sus características, los auriculares con drivers Balanced Armature son más sensibles a este problema que los Dynamic Driver.

SOLUCIÓN. Evitar en la medida de lo posible la humedad y guardarlos en lugares frescos y secos. Esto no significa que no puedas usar auriculares en el gimnasio o que si sudas se vayan a estropear automáticamente, sino que hay que ir con un poco de cuidado y evitar situaciones como dejarlos dentro de la bolsa con la toalla de la ducha durante horas después de haberlos sudado. Todo aquello que ayude a mantener tus in ear secos va a prolongar su vida útil. Una buena costumbre es almacenarlos en cajas de madera (tipo las de los puros) con una bolsita de silica dentro, sobre todo si vas a estar un tiempo sin usarlos. De todos modos, si haces deporte, sudas mucho, corres con lluvia, etc. te conviene mirar algún modelo de in ear especialmente diseñado para el deporte, con protección IPX4 anti-humedad y los materiales más adecuados.

Los tirones

Los cables de los auriculares van unidos al conector minijack y a las cápsulas mediante soldaduras. Aunque vayan bien envainados y el conector sea sólido, si se llevan tirones con el uso, y ya no digamos enganchones fuertes (con un picaporte, el canto de una mesa, con la mano al caminar…) estas soldaduras pueden romperse y los auriculares empezarán a hacer contacto, perdiendo la señal de uno o de los dos canales al mover el cable cada vez más hasta que la soldadura se acaba separando del todo y dejan de sonar. Hay gente que piensa que los conectores en L son más resistentes y en parte es verdad, ya que en caso de tirón en vez de tirar directamente del cable parte de la energía se transmite de forma lateral… hacía el conector hembra del reproductor. Así que lo que deja de sufrir el conector macho de los auriculares lo sufre el conector hembra interno del reproductor que es mucho más difícil de arreglar en caso de necesidad.

SOLUCIÓN. Muy fácil: no les pegues tirones. Cuando los lleves puestos úsalos por debajo de la ropa y si sobra mucho y queda colgando al entrar en el bolsillo donde llevas el teléfono o reproductor, haz un lazo o mete el cable en el bolsillo, porque ese cable haciendo comba está llamando a gritos a un picaporte o a la esquina de una mesa. También es importante, si los dejas enrollados en un reproductor, que el conector no quede tenso ni tirante, ya que a largo plazo se acabará rompiendo la soldadura. Cuando no los estés escuchando acostúmbrate a usar las bolsas / fundas de transporte que suelen traer en vez de dejarlos hechos una pelotilla dentro del bolsillo o la bolsa.

EXTRA: La suciedad

Los oídos producen cera, por lo que es inevitable que algo que va incrustado ahí dentro acabe lleno. Mantener tus auriculares in ear limpios de cerumen y restos de sudor, a parte de por motivos higiénicos y estéticos evidentes, es bueno para mantenerlos en el mejor estado de funcionamiento. Limpia cada poco tiempo los auriculares y las almohadillas (por dentro y por fuera), teniendo en cuenta sobre todo que la cera no tapone el canal de inserción,  ya que esto a veces causa que un auricular se oiga más alto que el otro. Evita el alcohol, puedes limpiar las almohadillas con agua y jabón y para los auriculares, especialmente el canal de inserción, yo suelo usar un palito para los oídos y agua oxigenada, que va muy bien para eliminar el cerumen. En todo caso, evita el exceso de humedad, especialmente la que pueda entrar dentro de la cápsula.

Ten en cuenta también que muchos auriculares tienen unos pequeños “puertos” que son agujeritos muy pequeños en la cápsula diseñados para controlar las frecuencias graves (actúan como un bass reflex) y si estos se tapan con suciedad tus auriculares perderán presencia en graves. Estos agujeros son minúsculos, por lo que si ves que están tapados con cera deberás eliminarla con una aguja para después acabar con el palito de algodón impregnado de agua oxigenada.

 

Como siempre, deseamos que hayáis disfrutado del post y esperamos vuestros comentarios.

Saludos. El equipo Headphoniaks.

 

Respeta los derechos de autor.
Este blog tiene copyright de Archibald Online SL y todos los derechos reservados. Si quieres emplear alguno de nuestros textos o imágenes nos lo puedes solicitar directamente en info@headphoniaks.com
Comentarios en el blog.
Solo contestaremos aquí los comentarios relacionados con el artículo. Si quieres asesoría, recomendaciones, comparativas y otras consultas generales mejor contacta con nosotros por mail, teléfono o Whatsapp.
Headphoniaks Team
2 Comentarios
  • Fabrizio
    11/08/2016

    Hoy conocí esta pagina web y la verdad que me encanta. Eso si, la primer duda que me viene a la cabeza es que veo que ustedes son partidarios de los auriculares in-ear en vez de los de tipo vincha. Yo tengo unos Sony MDR-v55, y la verdad que los argumentos descriptos al comienzo de este artículo me hacen pensar sobre si volver a los in-ear o no, ya que los había abandonado debido a que nunca me sentía cómodo con ellos pero supongo que es una cuestión de encontrar la almohadilla adecuada.

  • Javier
    01/10/2016

    Son unos grosos !!! Me leo todos los review, en especial los análisis electrónicos de daps portátiles ( y muchas veces babeo con los equipos que no puedo tener), saludos desde Chile!!!

Envía un comentario