En nuestra tienda encontrarás una selección de los auriculares, reproductores mp3, amplificadores y accesorios mejor valorados por los aficionados.
VISITA LA TIENDA
¿No encuentras algo?
Envío Gratis 24h | 2 años de Garantía | Asesoramos 688 901 880 | 30 días de devolución

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Sé el primero en enterarte de las novedades, rebajas, reviews y todo lo que pasa en el mundo de los auriculares y el sonido portátil.

Los mejores auriculares / cascos de 2016. Introducción a los auriculares

Los mejores auriculares / cascos de 2016. Introducción a los auriculares

 

auriculares-headphoniaks

INTRODUCCIÓN

[columns_row width=”half”]

[column]

[dropcap letter=”E”]l mundillo de los auriculares lleva dos o tres años creciendo de forma exponencial (para los de la ESO, “a lo loco”). Hoy en día existen cientos de auriculares de decenas de marcas más o menos conocidas que prometen la experiencia de audio más X-Bass – HiRes – Awesome – Total de tu vida. Por supuesto muchos son productos del montón fabricados por dos duros en las peores fábricas de Asia. Auriculares en los que el fabricante apenas pone su logo (y un abultado sobreprecio) sobre un producto que dentro de un año estará de oferta al 70% en las estanterías de El Corte Inglés Oportunidades junto a los polos Green Coast verde pistacho. Aún así, también salen algunos modelos que se unen al selecto grupo de “buenos auriculares de siempre” e incluso los mejoran en algunos aspectos, unas veces ofreciendo buena calidad a precios sorprendentes y otras… una calidad enorme a precio de sangre de unicornio virgen.

[/column][column]

En esta guía de compra vamos a destacar los auriculares más recomendados en los foros, blogs y medios especializados más fiables, así como los que en nuestra experiencia y la de nuestros clientes consideramos mejores. Evaluaremos los modelos tanto por su sonido como por su calidad de construcción, comodidad y relación calidad/precio. Por simplificar, hemos decidido separar entre portátiles y estacionarios (aunque lo de “estacionario” depende mucho de cada cual), y estos últimos en gamas de precio: económicos (<100€), gama media-alta (150-500€) y flagships (sobre los 1000€ o más). Nuestra idea no es hacer un análisis superprofundo, sino separar el grano de la paja, definir el perfil de sonido de cada auricular y dar una idea de sus virtudes y defectos con la que os podáis guiar sin complicaros demasiado.

[/column][/columns_row]

EL SONIDO EN AURICULARES

[separator type=”thin”]

Los que seáis aficionados o llevéis un tiempo en el mundillo de los foros no vais a encontrar apenas nada nuevo en esta mini-introducción, más allá de ver ordenado lo que ya habéis leído anteriormente. Los que no tengáis ni idea… también podéis pasar directamente a la guía de modelos y entender la mayoría de cosas. Vamos, que no es necesario leerse esto. Pero si decidís hacerlo, os aseguro que en solo un momento tendréis claros algunos conceptos que después os ayudarán a elegir auriculares con mucho más criterio.

[tabgroup layout=”horizontal”][tab title=”GLOSARIO DE SONIDO”]

GLOSARIO DE SONIDO

Con equipos de medición es posible analizar el sonido de forma muy precisa y extraer unos parámetros numéricos que se suelen presentar a través de gráficas. La más conocida es la gráfica de respuesta en frecuencia (el ejemplo de la gráfica principal muestra unos auriculares “equilibrados”), una curva que relaciona la presión sonora que producen los auriculares con las frecuencias en Hz. Interpretando correctamente esta curva podemos intuir bastante bien el perfil de sonido que tendrán: equilibrados, más o menos graves… Además de esta, existen otras muchas gráficas que presentan datos como la distorsión, impedancia, velocidad del driver, etc. pero son mucho menos intuitivas.

[columns_row width=”half”]

[column]

AURICULARES EQUILIBRADOS

auriculares-equilibrados

[/column]

[column]

AURICULARES EN V

auriculares-perfil-v

[/column]

[/columns_row]

[columns_row width=”half”]

[column]

AURICULARES BAJISTAS

auriculares-bass

[/column]

[column]

AURICULARES FRÍOS

auriculares-analiticos

[/column]

[/columns_row]

Gráficas creadas por innerfidelity.com


El caso es que, además de que la gente no lleva equipos de medición encima, describir estos datos no es práctico para hablar de sonido con los colegas. Por ese motivo los aficionados al audio han desarrollado un vocabulario que intenta explicar el sonido de una forma más “de andar por casa”. Por ejemplo, en vez de decir “estos auriculares tienen un realce de aproximadamente 8db en la zona de agudos entre 8 y los 12khz manteniendo una distorsión muy baja”, se dice que tienen un sonido “brillante y detallado”. Mucho mejor, ¿verdad? Pues no os creáis: esta terminología puede llegar a ser más críptica que las gráficas en manos de algún poeta de los que abundan en blogs y revistas. Por eso en esta guía nos quedaremos en los conceptos más comunes y aceptados.

[separator type=”thin”]

[columns_row width=”third”] [column]

Balanceado: Perfil de sonido que no levanta ninguna frecuencia sobre las demás. También se le llama “neutral”, “equilibrado” o “plano”. Los auriculares con una intención más hifi suelen tender a este perfil, aunque la mayoría levantan ligeramente los graves y recortan progresivamente los agudos para conseguir un sonido subjetivamente más agradable.

Basshead: Del inglés bass, con muchos graves. Los graves pueden tener “pegada”, como un tambor, y “profundidad”, como un subwoofer.

Brillante: Que destaca los agudos. A veces también se habla de “claridad”. Al contrario, cuando tienen pocos agudos, se les llama “oscuros” y si además eso redunda en una falta de detalle, como si escuchásemos a través de una cortina gruesa, se les suele llamar “velados”.

Cálidos/Fríos: El sonido cálido es que el que tiene un balance tonal más volcado en los medios y graves mientras que el sonido frío destaca los agudos. A los auriculares fríos también se les llama “analíticos”.

Coherencia: Es la capacidad de unos auriculares para sonar de forma creíble, integrando los distintos instrumentos y ofreciendo una experiencia realista. A veces se habla también de “articulación” y “focalización”, como la capacidad de estructurar los elementos de la grabación de una forma realista en el espacio, en la que las voces y los distintos instrumentos ocupen su lugar y tengan la presencia correcta.

[/column] [column]

Dinámica: Es la capacidad de unos auriculares para pasar de una frecuencia a otra rápidamente. Tiene que ver con el “ataque”, que es la velocidad con la que empieza a reproducir un sonido. Se dice que unos auriculares son “rápidos” cuando tienen buena dinámica y ataque.

Escena: Se refiere a la recreación que los auriculares hacen del escenario. Puede ser “amplia”, cuando es capaz de recrear grandes escenarios, o “intima” cuando el escenario es pequeño. Si la escena es pequeña y además no está bien recreada se habla de “poca/mala escena”. En función de la recreación tridimensional que consigan, a veces también se detalla entre “amplitud” y “profundidad”. Cuando la escena es amplia también se dice que suenan “aireados”.

Perfil en V: Gráficamente, que destaca las frecuencias de graves y agudos sobre los medios. Puede ser más o menos extremo. El perfil V muy acentuado suele ser propio de auriculares de poca calidad, ya que olvida los medios que es donde están las voces, guitarras… Al contrario, “ligeramente en V” es un perfil muy común entre los mejores auriculares, ya que resulta muy versátil y agradable. También se les llama “divertidos”.

PRaT: Pace, Rhythm and Timing. Es un concepto arbitrario y subjetivo pero práctico. Engloba la capacidad de unos auriculares para “activarnos” y hacer que sigamos el ritmo de la música gracias a su gran dinámica. Guarda relación con “divertido”.

[/column] [column]

Resolución: También se llama “detalle”. Tiene que ver con la baja distorsión y la precisión de unos auriculares, y es la capacidad de mostrar los aspectos menos evidentes de una grabación, como las respiraciones del cantante, el rascar de la púa o el golpeo del parche de la batería.

Separación: Se refiere a la capacidad de unos auriculares para distinguir los distintos instrumentos que forman parte de una grabación. Cuando la música suena toda junta se dice que “empastan”.

[/column] [/columns_row]

[/tab][tab title=”CARACTERÍSTICAS FÍSICAS”]

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS

En líneas generales los auriculares pueden ser por su construcción abiertos o cerrados y por su colocación supraurales o circumaurales. Cada construcción y colocación tiene sus ventajas e inconvenientes. Como norma general, los topes de gama suelen ser circumaurales abiertos y muchos portátiles son supraurales cerrados. A parte, también hay algún modelo que es una variante de estos, como los auriculares semiabiertos o “falsos cerrados” (que son cerrados pero aíslan poco) o los casi-circumaurales, que son supraulares grandes que prácticamente rodean la oreja.

[separator type=”thin”]

[columns_row width=”fourth”][column]

auriculares abiertos

ABIERTOS

[separator type=”thin”]

En estos auriculares las copas (el “orejero”) son abiertas. Normalmente van protegidas con una rejilla que deja entrar y salir el sonido sin prácticamente impedimento

Pros: 

– El timbre acostumbra a ser más natural, ya que al ser abierto se evitan la reverberaciones.

– La escena suele ser más amplia, más “aireada” y con un posicionamiento más claro de los instrumentos.

– Por norma general son más frescos y cómodos.

Contras:

– No aíslan, por lo que si tienes gente cerca ellos escuchan tu música y tú sus ruidos.

[/column][column]

auriculares-cerrados

CERRADOS

[separator type=”thin”]

Las copas son cerradas y las almohadillas son densas, por lo que el sonido ni entra ni sale. Las copas pueden ser de plástico, metal, madera o cualquier otro material.

Pros: 

– Aíslan el sonido tanto de dentro a fuera como de fuera a dentro, con lo que ni molestas ni te molestan.

– Si se desea “sentir físicamente” la presión sonora, al no escaparse el sonido en estos auriculares se nota más.

Contras:

– Para mejorar el aislamiento, algunos modelos ejercen bastante presión sobre la cabeza y pueden resultar incómodos al cabo de un rato, sobre todo si se usan gafas. No pasa con todos pero hay que tenerlo en cuenta, sobre todo con los modelos “DJ” que son los suelen apretar más.

– Conseguir auriculares cerrados de gran calidad es caro. Aunque en gamas bajas muchas de las mejores opciones son cerrados o “falsos cerrados” (cerrados que aíslan poco), al subir de gama cada vez es más complicado para el diseño cerrado igualar la calidad de los abiertos de su mismo precio.

– Por norma general a mismo tamaño de driver y copa, tienen menos escena que los abiertos y suenan más “apelotonados”, aunque hay modelos de copa grande que sin llegar a tener la escena de los mejores abiertos, consiguen muy buenos resultados.

[/column][column]

auriculares-circumaurales

CIRCUMAURALES

[separator type=”thin”]

La almohadilla rodea totalmente el oído y se apoya sobre la cabeza. Los hay que prácticamente te tapan media cara y otros quedan más ajustados a la oreja.

Pros: 

– Suelen ser más cómodos, ya que no te pisan la oreja.

– Presentan una escena más amplia y con mejor separación instrumental.

– Los drivers suelen ser más grandes, por lo que el sonido habitualmente es mejor, con mayor extensión y dinámica.

Contras:

– Son mucho más grandes, por lo que resultan menos prácticos para uso portátil.

[/column][column]

auriculares-supraurales

SUPRAURALES

[separator type=”thin”]

El menor diámetro de las almohadillas hace que apoyen directamente sobre la oreja. La mayoría de auriculares supraurales suelen estar diseñados para uso portátil, por lo que se justifica sacrificar calidad de sonido y comodidad a cambio de un tamaño más reducido.

Pros: 

– Si son cerrados pueden conseguir buen aislamiento en un tamaño reducido.

– Se consiguen copas más pequeñas, lo que es mucho más práctico para su transporte y uso portátil.

Contras:

– Si aprietan pueden resultar incómodos, ya que toda la presión va directamente sobre la oreja.

– Cápsula pequeña significa driver pequeño, lo que se suele traducir en menor calidad de sonido. Si además son cerrados, la acústica lo complica todo aún más.

– Por norma general, la escena es más reducida y la separación de instrumentos bastante peor que en los circumaurales.

[/column][/columns_row]

[/tab][tab title=”MITOS Y LEYENDAS”]

MITOS Y LEYENDAS

El mundillo del audio, al mezclar casi a partes iguales tecnología y percepción, objetividad y subjetividad, es terreno abonado para la pseudociencia y la manipulación comercial. Hay dogmas que se repiten en esta afición que podían tener validez en el pasado o en determinadas circunstancias, pero que en la actualidad y en la mayoría de casos no. Otros nunca han tenido ninguna base y perviven gracias a los sesgos cognitivos y a la sugestión. En este apartado explicaremos brevemente los más conocidos, dando por hecho que muchísimos aficionados estarán en desacuerdo con nosotros y dirán que son reales, pero bueno, ¿qué sería de esta afición sin estas discusiones?

[separator type=”space”]

[columns_row width=”half”][column]

EL AUDIO HD

[separator type=”thin”]

audio-auriculares-2

Audio HD, DSD, 24/192, 32/384… últimamente todo el mundo intenta subirse al carro de la Alta Resolución, el DSD y demás como una enorme mejora respecto al CD y no digamos sobre el audio comprimido (AAC, MP3…). Si tienes interés en conocer en profundidad cómo funciona todo esto, le dedicamos una entrada técnica muy completa cuando la salida del PONO el año pasado.

Si no tienes tanta curiosidad, por resumir: la mayoría de lo que se dice del Audio HD es técnicamente inexacto o directamente falso. Cuando se graba un disco existe un proceso de grabación “bruta” del sonido, luego ese material pasa por una producción donde se edita, mezcla, ecualiza… y finalmente, con la mezcla final, se crea una copia maestra que se llama “máster”. Si el “máster” es el mismo, que el formato sea CD, archivo digital o incluso vinilo, da prácticamente igual en lo que a sonido respecta, ya que sonará virtualmente indistinguible. Si coges una pista en FLAC 24/192 y la comprimes correctamente a AAC 320kps, es casi imposible por no decir imposible del todo que puedas notar diferencia, por muy buenos que sean los auriculares y el equipo que uses y muy buen oído que tengas.

CONCLUSIÓN. En vez de complicarte la vida consiguiendo todos tus discos en 24/192, DSD o lo que sea, mejor busca la mejor edición/masterización posible. En la Loudness War Database puedes encontrar información sobre la compresión dinámica de las ediciones de cada disco. Los discos mejor producidos (“ediciones audiófilas”) normalmente tienen mayor rango dinámico que las ediciones para el mass market, pero también hay casos de discos con altos RD que suenan peor que versiones con menor RD. Lo mejor es consultar en foros de aficionados o tratar de escuchar varias ediciones y decidir.

[separator type=”space”]

LOS CABLES

[separator type=”thin”]

audio-auriculares-4

Huye de quien te dice que el 20% de tu presupuesto en audio tiene que dedicarse a cables. ¿Por qué un 20% y no un 10% o un 30%? Esta afirmación se parece demasiado a un eslogan para no serlo.

Dentro de la industria del audio hay una pequeña pero lucrativa parte dedicada a los cables “audiófilos”. Cuando llegas a una feria del sector no tardas en ver cables de altavoz o de corriente con un grosor más propio de una subestación de Iberdrola que del salón de una casa. Además, estos cables están confeccionados con materiales como oro o plata que, trenzados en complicadas geometrías, consiguen transmitir sus cualidades al sonido. No es raro leer por ahí que el oro hace que el sonido sea más “brillante” y que la plata lo hace más “dúctil”. Sí, como en la alquimia. En los cables de auriculares es lo mismo: conectores de rodio, soldaduras de plata y cables de oro, plata o ambos, procesos de criogenización, etc.

Aquí hay dos sesgos importantes: más caro es mejor y el cable siempre aporta lo que falta. El mismo cable hace que los auriculares “brillantes” sean más cálidos y que los cálidos sean menos “oscuros”. El cable sabe lo que necesitas y te lo da. La “base” de esto es la mayor conductividad eléctrica de unos materiales y la influencia de esto en la transmisión de la señal. Por no hacerlo muy largo: en pruebas ciegas nadie ha conseguido nunca decir que un cable de cobre OFC de una sección adecuada suena peor de cualquier otro esotérico hecho con materiales lujosos siguiendo técnicas complejas. Si alguien pudiese probar que suenan mejor, si incluso las herramientas de medida más precisas pudiesen, las webs de los fabricantes de cables en vez de textos literarios estarían llenas de gráficas, pruebas y vídeos.

CONCLUSIÓN. Si necesitas cables de interconexión o unos de repuesto para tus auriculares, cómprate unos decentes de cobre OFC, que sean flexibles y con buen aislamiento eléctrico, que tengan una sección normal y unos conectores de calidad para que no te quedes con ellos en la mano un sábado por la tarde con todo cerrado.

[separator type=”space”]

EL RODAJE

[separator type=”thin”]

audio-auriculares-1

Se llama “rodaje” al proceso por el que unos auriculares, amplificador o cualquier otro componente alcanza su nivel óptimo de funcionamiento. Como en los coches o las motos, vamos. Hay gente que recomienda 100-200 o hasta 500 horas de rodaje para algunos auriculares. Este mito se basa en que los componentes mecánicos y electrónicos necesitan “soltarse” para sonar como deben. Para hacer el rodaje correctamente hay hasta instrucciones con el tipo de sonido que deben reproducir, a qué volumen, cuántas horas, etc. Como decía, extrañamente parecido al rodaje de una moto. La realidad es que el rodaje sí existe, pero te lo haces tú.

Unos auriculares o un amplificador, a los pocos minutos de uso en los que se puedan haber quitado el polvo, ya suenan como van a sonar mientras funcionen dentro de parámetros (obviamente con el paso del tiempo irán a peor, no a mejor). Lo que sí cambia es cómo te pones esos auriculares en la cabeza, la forma de la almohadilla que se adapta… elementos acústicos que tienen su importancia. Pero lo más importante de todo es que tú te vas a acostumbrar al nuevo sonido.

Si te cambias de TV, o si la misma TV la cambias de sitio, las primeras horas se ve “rara”, distinta, con unos colores diferentes… hasta que sin darte cuenta empiezas a verla normal. Con los auriculares es lo mismo. Muy poca gente escucha música en directo a menudo, con lo que la referencia que tenemos de los instrumentos es a través lo que los escuchamos. Si llevas un tiempo con unos auriculares y pasas a otros, de primeras te sonará raro, y cuanto más distinto el perfil de sonido más raro aún. Como esto es muy subjetivo, a veces este raro es “mejor” y a veces es “peor”, aunque objetivamente los auriculares nuevos sean mejores. Aquí es cuando el cliente va a la tienda a quejarse de que esos auriculares no valen nada y le dicen que claro, que tiene que hacerles el “rodaje”, porque saben que en la mayoría de casos cuando se acostumbre le gustarán.

CONCLUSIÓN. No te obsesiones, escucha música sin unas expectativas fuera de la realidad ni sobreanalices todo lo que oyes porque entonces no te gustará ninguno. Si después de escuchar música 10 o 15 horas no te gustan, es que no son para ti y nunca lo serán, a no ser que metas mucha convicción y autosugestión en ello, que es como funcionan la mayoría de estos mitos.

[/column][column]

LA SINERGIA

[separator type=”thin”]

audio-auriculares-5

Se llama sinergia a cómo “congenian” los componentes del equipo unos con otros. Normalmente se habla del amplificador o reproductor portátil con los auriculares, que es la más evidente. Pero también puede referirse a DAC con amplificador o incluso, según para quien, a todo el equipo junto, cables y muebles incluidos. Aquí solo hablaremos de la relación auriculares con amplificador / reproductor portátil. Os aviso de que este es quizá el menos “mito” de los que comentamos, ya que tiene una base técnica real que así de primeras puede ser un poco peñazo.

Por explicarlo rápido, la corriente que sacan los amplificadores por su salida de auriculares tienen una impedancia (intensidad), que en los amplificadores y reproductores actuales suele andar entre 0,1 y 5Ω más o menos (Ω – Ohmnio). A su vez, los auriculares tienen una impedancia (resistencia), que en la mayoría de casos está entre 8-300Ω (aunque los hay de 600Ω). Se recomienda que la impedancia de los auriculares sea como mínimo 8 veces superior a la del amplificador. Por ej. si el amplificador tiene una salida de 2Ω, con auriculares de 16Ω en adelante irá sin problema. ¿Qué pasa si a un amplificador que saca 5Ω le pones unos auriculares de 8 o 16Ω? Simplemente que su sonido cambiará, no sonarán como están diseñados para sonar, como sí harían con un amplificador con una salida de 1Ω. En vez de sonar equilibrados quizá suenen con perfil en V o con muchos agudos, por decir algo. Lo normal es que el cambio sea a peor, pero es posible que a alguien le parezca lo contrario. A esto se le llama “eufonía”, sonido subjetivamente agradable aunque no sea el más correcto.

Antes se leía a menudo que unos auriculares iban bien con un amplificador y mal con otro, todo en base a la experiencia común de varias personas. Esto era porque muchos amplificadores de hace 10 años tenían una salida de 20 o 30Ω. Actualmente la mayoría de amplificadores bien hechos suenan bastante parecidos entre ellos, en la práctica casi indistinguibles, y lo que los diferencia básicamente es la potencia que sacan y la inmediatez con la que son capaces de entregar esa potencia. Mientras tenga suficiente potencia para mover tus auriculares a buen volumen y con buena dinámica, vas bien. Luego ya vienen aspectos como la construcción, estética, calidad de los componentes, funciones (preamp, conmutador de entradas y salidas…), etc.

CONCLUSIÓN. Hoy en día el común de los aficionados no debería preocuparse mucho por la “sinergia”, siempre que tenga un amplificador decente y unos auriculares no muy raros. Si solo quieres un amplificador que haga que la mayoría de auriculares suenen “como deben”, sin más, cualquier buen ampli de los más conocidos: O2, iBasso, FIIO… te funcionará perfectamente. Si quieres un ampli que aporte un sonido distinto y que estéticamente te mole, como los Cavalli Audio, Woo Audio o Violectric de gama alta (V2XX), trata de probarlos antes con los auriculares con que vas a usarlos y decide. Ah, y si te dicen que para mover “de verdad” unos auriculares de 200 o 300€ necesitas un amplificador que vale 1000€, huye deprisa y sin mirar atrás.

[separator type=”space”]

LOS VINILOS

[separator type=”thin”]

audio-auriculares-3

Los vinilos han sido un formato prácticamente muerto durante dos décadas, desde la generalización del CD en los años 80, por distintos motivos. Por un lado a la industria le salían mucho más rentables los CDs, que son más baratos de fabricar y distribuir, por el otro los consumidores obtenían un formato más portátil (hecho que iría ganando importancia con el paso de los años), resistente y que no se deteriora con el uso, sencillo de almacenar, que no necesita mantenimiento… El disco de vinilo se quedó como un formato para coleccionistas y melómanos empedernidos y la mayoría de gente se pasó al CD primero y a los archivos digitales después.

De unos años a esta parte la industria de la música tiene serios problemas con la piratería y la venta de CDs ha caído en picado, ya que como formato no aporta prácticamente nada sobre el formato digital. En estas circunstancias entran en escena los hipsters y la moda vintage, con su vuelta a los 70, y lo que al principio era una rareza se fue convirtiendo en habitual. Cada vez más grupos empezaron a editar en vinilo, al principio como guiño a una parte de su público y después ya como negocio millonario. Actualmente la venta de vinilos crece año tras año gracias a esta moda y la tendencia no parece que vaya a cambiar. Ahora la pregunta: ¿es cierto eso que dicen de que el vinilo suena mejor? NO. Fin de la discusión, a mismo máster suenan mejor los formatos digitales, aunque sea solo por la falta de parásitos, además de que casi todos los vinilos actuales parten de mezclas realizadas en formato digital, siendo la enorme mayoría planchados a partir de la misma copia maestra que se ha utilizado para la edición en CD y formatos digitales. En esta entrada que dedicamos al Pono tenéis toda la explicación técnica de porqué el CD o los formatos digitales son objetivamente mejores que el vinilo.

Ahora bien, el vinilo puede sonar “diferente”, enfatizando las frecuencias medias y graves más o menos en función de la cápsula y el previo que usemos, y lo que objetivamente es peor (menos preciso y fiel a la grabación original), para el gusto subjetivo puede sonar mejor, más calido y menos fatigante. En resumen, que la discusión en torno al vinilo está basada en criterios estéticos/sensoriales y subjetivos y no en criterios técnicos, sobre los que no hay discusión en que el formato digital, y ya no digamos los archivos HD, son en el peor de los casos iguales y en el mejor muy superiores a los formatos analógicos.

Nosotros ofrecemos una selección de giradiscos y productos de mantenimiento basada en la calidad-precio para que puedas disfrutar totalmente de los discos de vinilo sin dejarte una fortuna.

CONCLUSIÓN. Si te gusta mirar las carpetas y escuchar la fritura de los discos, no te importa llevar cierto mantenimiento, te divierte levantarte a cambiar de cara, te vas a gastar dinero habitualmente en vinilos, agujas, etc. y te da igual tener ocupadas varias estanterías en tu casa… en definitiva, si eres un romántico y disfrutas de los rituales, compra vinilos. Nada te va a ofrecer la experiencia táctil y visual de un vinilo. Si por el contrario quieres el mejor sonido posible, tener infinitamente más música en menos espacio, poder reproducirla en cualquier dispositivo en cualquier lugar de tu casa o incluso fuera de ella, tener copia de seguridad de tu colección… compra un NAS y llénalo con las mejores ediciones de CD y SACD que puedas encontrar.

[/column][/columns_row]

[/tab][/tabgroup]

[infobox maintitle=”Respeta los derechos de autor. ” subtitle=”Este blog tiene copyright de Archibald Online SL. y todos los derechos reservados. Si quieres emplear alguno de nuestros textos o imágenes puedes solicitarlo pinchando aquí.” bg=”yellow” color=”black” opacity=”off” space=”20″ link=”https://headphoniaks.com/es/contactenos”] [:]

Headphoniaks Team
7 Comentarios
  • Daniel
    16/10/2015

    Impresionante. Muchas gracias por el articulo. Me ha servido muchisimo para aprender sobre este mundillo nuevo para mi. Al menos nuevo hablando de un termino de tomarmelo ya mas en serio.

  • Javier
    13/11/2015

    Muchas gracias por el artículo. Muy buen resumen para los que empezamos, con especial mención para el apartado de mitos y leyendas. Como pequeña crítica constructiva aporto que las unidades del eje de frecuencias en los cuatro gráficos de ejemplos de respuesta deberían ser hercios (Hz) y no kilohercios (kHz).

  • Julius
    27/11/2015

    Que significa cuando se dice que unos audífonos son puristas?

    • Headphoniaks Team
      02/12/2015

      Que tienen un sonido “correcto”, “neutral”, sin exagerar frecuencias, muy acordes a la respuesta plana. Hay gente que prefiere este sonido y hay quien prefiere tener algo más de graves, o otro tipo de sonido.

      Saludos.

  • daniel lugo
    27/01/2017

    siiii. excelente. ahora voy a entender las cualidades de cada uno.
    pueden hacer un top 10 o 15 de auriculares en relacion precio-calidad?
    que recomiendan

    • admin
      17/02/2017

      Estamos en ello xD.

Envía un comentario