Auriculares AKG. Los buenos, los mejores y los legendarios.

Auriculares AKG. Los buenos, los mejores y los legendarios.
  • Valoración de los lectores
  • Puntuación 4.3 estrellas
    4.3 / 5 (6 )
  • Tu puntuación


AKG Acoustics es sin duda uno de los grandes referentes mundiales en material de sonido. Durante sus más de 70 años de historia, la marca austriaca ha destacado por producir excelentes auriculares y micrófonos profesionales, convirtiéndose en un clásico de los estudios de grabación y sonido. Pero lo que la ha hecho famosa entre el público masivo ha sido la popularización del sonido personal y portátil, sector donde la gama de auriculares AKG brilla con luz propia.

De AKG hay que reconocer que tienen un excelente background creando productos de calidad para profesionales, con muy buen sonido y una construcción a prueba de bombas, además de ser una compañía históricamente a la vanguardia en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías. Desde luego AKG no son una banda de raperos que encargan en China unos auriculares con diseño molón para vendérselos a los chavales, estos tíos saben muy bien lo que hacen.

El principal problema de AKG es que en el mundo de las multinacionales y adquisiciones ha sido bastante zarandeada y lleva tiempo sin dar con la tecla en algunas de sus gamas. En el año 1994 AKG fue adquirida por Harman Group, uno de los conglomerados de sonido más potentes del mundo, que a su vez en 2017 fue comprado por Samsung. Por eso los teléfonos Samsung ahora llevan auriculares AKG. El caso es que a Harman, propietaria también de JBL, Infinity y casi una veintena de marcas de audio, últimamente se le ha dado muy mal el mercado generalista, con auténticas castañas de auriculares y una política comercial errática que ha llevado a que la gente no tenga ni idea de qué auriculares son buenos, malos, regulares o ni siquiera se sepa qué precio tienen realmente.

El caso es que toda la parte PRO de AKG ha quedado al margen de esta debacle, y tanto los micrófonos y soluciones de estudio como de auriculares AKG de esta gama no han sufrido como el resto de productos. Los puristas critican que se haya movido la producción desde Austria a Eslovaquia y de ahí a China para abaratar los precios, pero es justo decir que no habido perjuicio en el sonido y que los auriculares AKG gracias a eso ahora son mucho más económicos que hace unos años. Lo que sí que realmente echo en falta es más innovación, nuevos modelos y una verdadera apuesta por crear unos auriculares de nivel top que hagan la competencia a cosas como los Sennheiser HD800S o los Focal Clear.

Tras esta pequeña introducción, vamos a echar un vistazo a la gama de auriculares AKG en busca de sus joyitas.

 

Auriculares AKG Abiertos, el K701 y sus descendientes.

Sin duda uno de los modelos fundamentales en la historia de los auriculares AKG es el AKG K-701. El lanzamiento de estos auriculares en 2004 supuso para los austriacos ponerse por delante de Sennheiser, que hasta ese momento reinaba cómodamente entre los audiófilos con los Sennheiser HD600.

El gran avance de AKG llegó de la mano del driver AKG Varimotion, que les permite ofrecer un sonido muy dinámico a la vez que mantienen la distorsión muy baja.

Aún comparados con modelos actuales su calidad de sonido es extraordinaria y son una referencia en sonido equilibrado. Destacan sobre todo por una escena excelente, muchísimo detalle y una separación de instrumentos difícil de igualar. Más de 10 años siendo una de las elecciones estrella para los amantes de la música clásica y el jazz los avalan.

En cuanto a comodidad, se trata de auriculares circummaurales que cubren por completo todo el pabellón auditivo, lo que permite que se puedan adaptar perfectamente a nuestra oreja. Están diseñados precisamente para sesiones de largas horas de duración. Además, están fabricados con materiales de buena calidad que los hacen ser bastante robustos y resistentes a caídas o golpes.

Auriculares AKG sus mejores modelos

AKG K 240 Estudio. Semiabiertos

Otro de los modelos más valorados por los aficionados a la marca es precisamente este, los AKG K 240 Estudio. Estos auriculares semiabiertos resultan perfectos para monitorear en estudio o hacer alguna grabación de forma más profesional. Puedes escuchar todo a tu alrededor mientras los llevas ya que no aíslan del exterior, algo fundamental para por ejemplo cantar o tocar un instrumento acústico. Su respuesta es bastante plana por lo que se escucha el audio tal cual como es en realidad, sin mejoras ni acentuaciones en los graves.

Todas estas características resultan positivas para cualquiera que busque unos auriculares a nivel de estudio profesional, pero quizá si la idea es escuchar música al mejor sonido posible esta puede resultar no ser la opción más ideal.

AKG K872. Cerrados. 

El modelo de auriculares AKG K 872 es uno de los favoritos en cuanto a los de tipo cerrados. Su calidad de sonido es muy buena, presenta una gran plenitud de detalles y matices así como una notable fluidez dinámica. Resultan perfectos para escuchar todo tipo de géneros musicales, muestra un gran contraste entre instrumentos y diferencia de planos sonoros aunque aun así se siguen mostrando bien cohesionados.

En cuanto a la comodidad, los auriculares tienen una banda ajustable que permite adaptar los cascos perfectamente a la cabeza. Sus grandes cúpulas over-ear permiten que la oreja quede cubierta completamente garantizando el mejor aislamiento. Por último, su cable de tres metros de longitud presenta la extensión suficiente como para no enredarse. Además, viene incorporado también con un adaptador de 6.3mm lo que permite escuchar tu sistema Hi-Fi libremente.

Auriculares AKG sus mejores modelos de estudio

AKG Tuned EO-IG955. In Ear. 

Unos auriculares In Ear de alto rendimiento son los AKG Tuned EO-IG955 de Samsung. Este modelo especial de la marca presenta una gran elegancia en cuanto al diseño con un acabado elegante de metal así como una buena calidad de sonido. Tienen un canal híbrido con el fin de eliminar el ruido y ofrecer un mayor aislamiento del exterior.

Son compatibles con gran cantidad de dispositivos, todos aquellos que dispongan de jack de audio de 3,5 mm. Además, incorporan un altavoz bidireccional. Por último, hay que destacar que son bastante ligeros. Únicamente pesan 14’8 gramos, lo que los hacen muy cómodos para transportar a cualquier lugar.

Y además...


Deja un comentario